Echaurren (Ezcaray)

O cómo necesitar ocho barras de pan para untarlo todo.

¡Qué maravilla! Ya llevaba años queriendo ir a Ezcaray, a comprar mantas y a conocer el restaurante Echaurren, y por fin este finde surgió la oportunidad. 

La comida es brutal. No puedes dejar de pedir sus famosas croquetas aunque todo está espectacular. Las verduras, en todas sus variantes, las bordan y yo personalmente me pedí una de sus míticas albóndigas con trufa que estaban de caerte para atrás. ¡Pero vaya! que pidas lo que pidas aciertas seguro. Un 10/10.

Después, como el día lo pedía, fuimos a comprar unas mantas y unos cojines a Mantas Ezcaray de la familia Valgañón ¡qué ideal todo! Si vais con tiempo os podéis empapar de tradición y artesanía de la que, por desgracia, está en extinción. Indispensable la visita si vais a Ezcaray.

Sonaba de fondo en el puerto de subida "better run".
Un abrazo,
Sele

Echaurren
Padre José García, 19
Ezcaray
www.echaurren.com