Day 1

Hola familia, ¿qué tal? 

Yo la verdad es que no he pegado ojo. Maldito jetlag. A mí también me pone un poco nerviosa esa palabra tan guay pero de corazón que mi cuerpo tiene un desfase horario importante jaja. Ya sabéis que a dormilona no me gana nadie pero esta mañana estaba esperando que fuera la hora para saltar de la cama.

Desayuno a mi bola en mi nueva casa. Respecto al tema frigorífico también son iguales que los americanos; todo enorme, incluido el típico bote de Heinz de yo qué sé 5 litros? Jaja. Después me he preparado como si fuera al Himalaya de expedición y ¡vámonos! Sólo tenía que coger un bus, un metro y un tranvía sin tener ni idea de dónde y sin Google maps pero todo en orden; la gente de aquí es muy amable, eso o yo tenía una pinta de pobre turista pérdida exagerado porque hasta en tres ocasiones se me ha acercado gente a echarme un cable jaja.

Eso sí en los sitios cerrados hace MUCHO calor y a mí en el metro casi me da un algo. Me reía sóla porque me miraba la pinta que llevaba de esquiadora de cuidad y veía a la gente vestida normal y pensaba joder soy una maldita guiri. Cacao blanco incluido en los labios.

La escuela mola mucho, mucho, mucho. Y aquí puedo comparar con otras experiencias parecidas. De verdad es como estar en casa. Hay clases pero también zonas de ocio dentro y fuera, está en la calle principal Yonge St. La gente es súper amable y hay millones de actividades que ya os iré contando. Así que si alguno tiene intención de venir que me pregunté.

Mucha gente tiene clase todo el día pero mi nueva amiga brasileña y yo sólo por la mañana así que el resto del día lo hemos empleado en turistear por el down town. ¡Qué guay Toronto! Ya subiré fotos a la vuelta. Hemos probado un café típico de aquí en Tim Hurtons, hemos paseado por las calles y nos hemos impregnado de la esencia de esta gran ciudad. Todo esto "por arriba" pero claro! Aquí la ciudad de verdad durante el invierno es la subterránea de la cual os contaré en el próximo capítulo. 

Familia, no estoy bien estoy genial, qué pena no haberme venido más tiempo! Ayssss  

Os quiere, Sele.